MUELLE 1


Banner-970-250

Presidenciables, máxima atención

Carlos Alberto Duayhe

De este domingo en ocho será otra vez en la Ciudad de México el tercer y último debate entre  Xóchitl Gálvez, Claudia Sheimbaun y Jorge Álvarez Máynez  hacia la elección de la presidencia de la República.

¿Qué espera la sociedad de este ejercicio final que será el parteaguas hacia la elección del 2 de junio entrante?

Los sectores de clase media alta y alta están en buena medida con la candidata que va por la coalición del PRI, PAN y PRD, Xóchitl Gálvez. Incluyen en esta preferencia a quienes aspiran al Congreso de la Unión y con algunas expectativas en entidades federativas como es el caso de Puebla, Ciudad de México, Veracruz,  Guanajuato, Morelos y Yucatán.

Por su parte Claudia Sheimbaun, de Morena, Partido del Trabajo y Verde Ecologista, se mantiene considerablemente arriba en las encuestas de distintas empresas especializadas y con fuerte arraigo en sectores medios y populares que son mayoría en el país, aunque ella misma ha dicho, sin ceder un ápice de esta ventaja porque en política suelen suceder sorpresas.

Jorge Álvarez Máynez a su vez va por aquellos que no quieren saber ni de Xóchitl ni de Claudia, sobre todo mujeres y hombres de los 18 a los 40 años a través de campañas muy direccionadas que incluso apelan a ganar con el festivo gol de millones de fanáticos de ese deporte, los logros en Jalisco y Nuevo León que machaca un día sí y otro también y con clara intención de mantener el registro de Movimiento Ciudadano y de paso posiciones en el Congreso.

Ojalá eso sí en este tercer encuentro las candidatas y el candidato dejen de lado alusiones personales, ataques, apodos, epítetos y demás y sobre todo porque ambas son mujeres y son las primeras en la historia y en la democracia de México que pueden llegar a dirigir el gobierno central de la República.

Como es de conocimiento el tercer debate incluye puntos clave en el futuro inmediato del país que, es necesario aclarar, está evidentemente confrontado por el estilo personal del mandatario Andrés Manuel López Obrador, quien no come lumbre, pero sí experto en avivar fuegos por doquier cuando algo no le parece o no favorece los intereses de su proyecto de cuarta transformación.

Los temas a tratar ya definidos en el Instituto Nacional Electoral son muy importantes: política social; inseguridad y crimen organizado; migración y política exterior; democracia, pluralismo y división de poderes.

Sí pues, como dicen en Chiapas, máxima atención.

Atraques:

1.     Las diferencias entre los poderes ejecutivo y judicial alcanzan tales alcances que bien vale ya sacar pañuelos blancos y apegarse a las facultades constitucionales de cada quien e incluso los acuerdos internacionales firmados en materia de justicia.

2.     Revisar los gobiernos federal, estatales y municipales, claro, porque hay que enmendar muchas lagunas y situaciones; ni qué decir de los Congresos y de los poderes judiciales de todo el país si se pretende perfeccionar democracia, justicia paz y desarrollo.

3.     Pocas, escasas campañas en el cuidado de recursos naturales y protección a la naturaleza, montañas, llanuras, selvas, ríos, mar, urgen más acciones.

4.     Son dos mil 400 hectáreas de selva a orillas del Caribe que ostenta la firma estadounidense Vulcan Material, conocida como Vulcan Calica , en costas de Playa del Carmen, Quintana Roo, desde donde extraen piedra caliza triturada, arena y grava sin ton ni son para esa importante firma que opera en Estados Unidos. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha solicitado la compra de esa porción que afecta el medio ambiente y ahora el diferendo originó inconformidad de legisladores del Senado de esa nación que no ven con buenos ojos las pretensiones del primero. A ver qué ocurre con esta controversia dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte TLCAN. Quieren mil 900 millones de dólares de compensación. Han estado allí 30 años y pretenden hacerlo 98 años más. Delicado el asunto.