Opinión


Banner-970-250

LA DEA, TRAS LA CAMPAÑA

SUCIA “AMLO, PRESIDENTE NARCO”

JOSE LIMA COBOS*

Por primera vez en la historia, un Presidente de una República latinoamericana sale a dar la cara y se enfrenta a un temerario organismo de los Estados Unidos de Norteamérica, que se ha encargado, de por siempre, a desestabilizar a los gobiernos y países del mundo y, al caer en sus garras, actuar de manera impune para atracarlos y saquearlos hasta la saciedad para que loa capitales mal habido, se inviertan en su país –el caso más elocuente y escandaloso, es el García Luna que, de secretario de Seguridad Pública del gobierno de Felipe Calderón, que después de aliarse con la mafia que encabeza ese organismo, para taparle el ojo al macho, los involucran con quienes trafican–, no tan solo con droga sino con todo lo que está a su alcance, para, simulando servir al combate contra la delincuencia, lo alienta y estimulan para al final, llevarlos a la justicia, en una farsa de testigos protegidos.

 

Hay muchos delincuentes mexicanos en ese país que gozan de impunidad, como muchos de los que están en España, que con una visa dorada, producto de la corrupción, se pueden pasear tranquilamente y entre más bandidos existan, ellos los cobijan, está a la vista, Peña Nieto, Calderón y tantos más, o bien en el caso de Zedillo que después de entregar los bienes y recursos de la nación a particulares o extranjeros, los cobijan y no pierden su respetabilidad, pero si aquí fueran juzgados, de inmediato llegaría la protesta a sus derechos humanos.

 

Pero no es solo la DEA, sino la CIA, instrumentos criminales del gobierno norteamericano para tirar gobiernos legítimamente constituidos, pero que actúan en beneficio de sus pueblos o no se prestan a maniobras perversas, digno de la criminalidad, pues en el caso del programa “rápido y furioso”, que aún se termina, el gobierno de Estados Unidos y el mexicano en la época de Calderón, permitieron tantos enjuagues de indignidad, que no les avergüenza, como suele ser con quienes después de tener bienes adquiridos furtivamente, hablan de dignidad y presumen de honestidad, por ejemplo, está el caso de la persona que maneja un organismo de combate a la corrupción e impunidad, en el grupo de Claudio X. González –que por cierto recibe apoyo directo de ese país para oponerse al actual gobierno–

y se le ha descubierto, después de veinte años de un atraco a la nación, en la época de Vicente Fox, responsable del crimen de Atenco, donde se construiría el aeropuerto de Texcoco, en medio de un lago, para, como dicen los que hacen las carreteras en México, “en el bacheo, está el ganeo”, es decir, el mantenimiento de ese espacio, resulta el atraco a la nación, porque sería una obra interminable.

 

La analista política y acérrima crítica del gobierno de López Obrador, María Amparo Casar, que hace alarde de honestidad y que su conciencia se ve afectada por la impunidad que prevale y cuando es utilizada para agredir el actuar de este gobierno, no para mientes en gesticular y alardear, solo que ahora, que se le ha exhibido , en su exacta dimensión, se quejara que es un acto arbitrario y de prepotencia y se sentirá víctima, cuando atracó a Petróleos Mexicanos mediante una burda maniobra que consiste en que su esposo, Carlos Fernández Márquez, fue nombrado por el director de esa empresa, Raúl Muñoz Leos, para ocupar un cargo y murió al poco tiempo, maniobrándose para hacerse aparecer como accidente de trabajo, cuando en los hechos se había suicidado, al caer del piso 12 de la Torre de Pemex, es decir, sin realizar la pericial correspondiente, se pagó a dicha persona el seguro, gastos funerarios, pensión post mortem, omitiendo que el dictamen resolvió que fue suicidio.

 

Lo grave está en que un escritor de renombre, perteneciente al grupo de Carlos Salinas, de nombre Héctor Aguilar Camín, autor de la novela “Morir en el Golfo”, intervino, según la investigación que está en curso, para cambiar el acta de defunción y hacerla aparecer como accidente de trabajo y así obtener un botín, hasta la fecha de más de treinta un millones de pesos que tendrá que reintegrar a la nación, además de las consecuencias penales que resulten, es decir, es una delincuente embozada de que se dará cuenta en los no muy lejanos días, así, como otras corruptelas que ha sufrido esa empresa.

 

Si bien la muerte del esposo de la señora Casar fue en la torre de la empresa, la causa de la muerte no quedó clarificado para que se cubriera todo lo que desembolsó la empresa, ahora surge el reclamo de ese acto de corrupción que tendrá que aclararse y esclarecerse plenamente para que no exista duda alguna, pues la mafia está consolidada y si se mete con un bandido, se meten con todos, porque algo tienen en su camino que se denuncian nada más con ubicar a uno de ellos, pero no que temen, porque los perros ladran, algo existe en su espacio.

 

Así como el presidente AMLO se ha enfrentado a la DEA, la campaña sucia que se armó desde el exterior, solo ha fortalecido el prestigio del gobernante mexicano, pues como en el caso del exsecretario de la Defensa Nacional en el gobierno de Peña Nieto, que fue detenido y ante la protesta gubernamental –AMLO resultó respondón– se le entregó al gobierno mexicano, pues el propósito era debilitar al Ejército Mexicano, pues es público que la Secretaría de la Marina en el anterior gobierno, era elogiada por ese dependencia a efecto de dividir la seguridad nacional con el caso del asesinato de un narcotraficante, pero lo evidente es cuando se pide el expediente del general secretario y se demuestra que era una vil intriga como es costumbre en ese dependencia.

 

Por lo mismo, al no permitir el gobierno la intervención de esas dependencias en el gobierno mexicano –no respetaban la soberanía, pues entraban y salían a su antojo y no se acepta la sumisión y agresión a la soberanía nacional– y obviamente, eso causa la molestia, ante la existencia de un gobierno con dignidad y decoro, que aunque existen varios pendientes, lo de Amparo Casar, es apena la punta de la cúspide, pues veremos más después de la contienda electoral que está en puerta, donde el país se juega, o la transformación o bien la sumisión y el bandidaje.

limacobos@hotmail.com

X:@lima cobos1