Otorgaron con AMLO 5 concesiones más de agua a Granjas Carroll en Puebla; en Veracruz posee 9 permisos

En cuatro años, la transnacional Granjas Carroll de México duplicó su consumo de agua subterránea en Puebla, de acuerdo con los últimos cinco títulos de concesión otorgados por la Dirección de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) local, dos de ellos liberados en la administración de Beatriz Torres Trucios.

Según documentó la reportera Yadira Llaven Anzures, del diario LA JORNADA DE ORIENTE, hasta 2017, el Registro Público de Derechos del Agua (Repda) de la Conagua reportó que la planta porcícola contaba con nueve permisos en territorio poblano, que le permitían explotar un millón 199 mil 937 metros cúbicos de agua, cifra que aumentó –entre 2020 y 2024– en 982 mil 552 millones metros cúbicos más.

La periodista del diario poblano detalla que, en la actualidad, la empresa tiene 14 títulos de concesión para explotar por 30 años más de 2 millones 182 mil 489 metros cúbicos de agua en Puebla, mientras los campesinos de la Cuenca Libres-Oriental carecen del recurso para el riego de sus parcelas.

La Dirección de la Conagua local le hizo las últimas asignaciones, entre las que se encuentra la número 815751, de uso industrial, con la mayor extracción de agua, de 640 mil metros cúbicos. Esto a pesar de la veda que hay en la región desde hace 20 años.

En el caso de Veracruz, el Repda reporta nueve títulos de concesión para Granjas Carroll con un permiso para explotar un millón 618 mil 555 metros cúbicos de agua, casi 600 mil metros cúbicos menos que en la entidad poblana.

La suma de las 23 asignaciones entre Puebla y Veracruz registra un total de 3 millones 801 mil 044 metros cúbicos de agua concesionada, cifra que confirma el alto consumo que requiere para mantener las actividades del complejo agroindustrial y aún soportar mayor expansión.

En el cruce de datos con el Reporte de sustentabilidad y acción social de Granjas Carroll México, la propia empresa porcina revela que utiliza 3 millones 536 mil 481 metros cúbicos de agua para producir en promedio un millón 674 mil cerdos al año.

En 2021, Granjas Carroll produjo 214 mil 812 toneladas de carne, para lo cual requiere de al menos 1.3 millones de metros cúbicos de agua, si consideramos que por cada kilogramo de carne de cerdo se necesitan 6 mil litros y de 3.3 millones de metros cúbicos si se considerara como lo hace la empresa de 15 mil litros por kilo de carne de cerdo.

De acuerdo con el reporte, en ese mismo año hubo producción de un millón 674 mil 629 cerdos, de los cuales 70 por ciento se procesaron para su comercialización en canal, un promedio de 25 mil animales sacrificados por semana.

Actualmente, en la región de Puebla-Veracruz existen 19 granjas, con un total de 121 sitios de producción, una planta para la elaboración de alimento porcícola, otra para procesar carne y dos centros de distribución.

Con AMLO, las concesiones pasaron de nueve a 14

De acuerdo con el Registro Público de Derechos del Agua, durante el sexenio de Andrés Manuel López Obrador se otorgaron cinco concesiones más a Granjas Carroll, que se autodenomina una empresa socialmente responsable.

La más reciente asignación se otorgó el 17 de enero pasado con el título de concesión número 858015 para uso pecuario, que vencerá en 2054. El volumen de extracción autorizado es de 53 mil 611 mil metros cúbicos anuales, con un anexo subterráneo.

El 23 de noviembre de 2023, la Conagua autorizó la asignación 815751 para utilizar hasta 640 mil metros cúbicos de agua, para uso industrial. Esta concesión se otorgó el 14 de mayo de 2020, tres años antes, pero la extracción autorizada era por 480 mil metros cúbicos.

El 14 de abril de 2021 se liberó el permiso 837862, con un volumen de explotación de 65 mil 960 mil metros cúbicos anuales y dos anexos subterráneos.

En 2020, la planta porcícola asentada en Guadalupe Victoria, Puebla, considerada la más grande de América Latina, logró dos concesiones más: la número 829498, para la extracción de 200 mil metros cúbicos en el municipio de Cuyoaco, con un anexo subterráneo; y la 829547 para uso pecuario en Guadalupe Victoria, a fin de explotar 22 mil 981 metros cúbicos al año, con un anexo subterráneo.

En el sexenio del priista Enrique Peña Nieto se emitieron dos concesiones, en 2017: la PUE155707, para extraer un volumen de 104 mil 220 metros cúbicos de agua anuales y un anexo subterráneo, y la asignación PUE155641, con 123 mil 109 mil metros cúbicos a explotar para diferentes usos, además de un anexo subterráneo.

Dos décadas de conflicto ambiental

La empresa Granjas Carroll de México es una de las más importantes productoras de cerdos y cárnicos de Latinoamérica.

En el valle de Perote-Puebla se instaló en 1994 y desde entonces se han expandido por varios municipios con más de 121 corrales para producir puercos, de donde diariamente sacan desechos tóxicos.

Estos contaminantes son expulsados a presión, con miles de litros de agua al aire libre, llamados fosas de oxidación, en las que se va acumulando hasta desbordarse, desprendiendo olores insoportables y filtrándose a los mantos freáticos, denunció el campesino Renato Romero. Relató que desde que se instaló Granjas Carroll en territorio poblano es un peligro latente para los pueblos, porque contamina el aire, el agua del subsuelo y se convierte en un foco de cultivo de virus mortales.

Exigen frenar saqueo y acaparamiento de líquido

Recordó que en los últimos años habitantes de los municipios Cuyoaco, Libres, Oriental, Ocotepec y Tepeyahualco, han exigido a la delegación de la Conagua frenar el acaparamiento y saqueo de la cuenca. Dijo que han pedido, sin resultados, una auditoría y una investigación exhaustiva sobre los permisos o concesiones de líquido de uso agrícola, industrial, de servicios y de desarrollo inmobiliario, que ha otorgado la Conagua en la región de 1960 a la fecha.

Para los labriegos de la Cuenca Libres-Oriental, las empresas extran-jeras que se han asentado en las últimas dos décadas han acaparado el agua del subsuelo y han comenzado a adueñarse del agua hasta del cielo.

Renato Romero destacó que el sobrevuelo de aeronaves que lanzan químicos para inhibir la caída de granizo se registra desde 2006, aunque carece de rigor científico, cuando en la ex hacienda La Concepción, en el municipio de Cuyuaco, empezaron a sembrar brócoli de manera industrializada en terrenos que eran propiedad del entonces presidente Vicente Fox.

Expuso que hoy día los agricultores están preocupados por los graves daños al ambiente, sin que las autoridades puedan hacer algo para remediarlo.

En 2020, cuando las comunidades de la región se organizaron para manifestarse contra la sobrexplotación del agua para la agroindustria, cerraron la autopista Puebla-Perote, lo que derivó en la criminalización de la protesta (carpeta de investigación 133/2020Tepeyahualco), en la que se acusó a los campesinos de daños en propiedad federal por tirar una pluma de la caseta de peaje de Cantona.

En los años recientes las protestas no pararon hasta que el pasado 20 de junio, durante un plantón indefinido frente a Granjas Carroll, en la comunidad de Totalco, municipio de Perote, la Fuerza Civil desalojó violentamente una movilización de campesinos de Puebla y Veracruz.

En la represión fueron asesinados los hermanos Alberto y Jorge Cortina Vázquez y decenas de labriegos resultaron heridos. Días después, las autoridades ambientales veracuzanas clausuraron de manera temporal esa planta.