PARLAMENTO VERACRUZ


Banner-970-250

Los recibos de los Yunes.

Juan Javier Gómez Cazarín*

Muy calladito amaneció este lunes el candidato del PRIAN, José Francisco Yunes, después de que anoche exhibí en redes sociales la prueba documental de su saqueo (uno de muchos) a Veracruz y de su cinismo y falta de vergüenza.

Para quienes no checaron su Facebook anoche, les platico: retomé una información dada a conocer el 2 de mayo por la estación de radio y portal de noticias Xpectro FM.

Mostré recibos firmados por José Francisco y por Héctor Yunes donde se documenta la extracción ilegal de dinero del Gobierno del Estado, para ellos y para la operación político-electoral a su cargo, lo que configura el delito de peculado.

Por ejemplo, un solo recibo acredita que le entregaron a José Francisco un millón 250 mil pesos; y otro, por 250 mil pesos. En un recibo más, por 300 mil pesos, firmó Juan Ignacio Morales (No dice el segundo apellido, pero será muy fácil checar la firma para confirmar si es el mismo Juan Ignacio Morales que me imagino, quien se ostenta operador de José Francisco).

Ahí, nomás, van un millón 800 que cayeron en manos del dizque “caballero de la política” sin decir para qué. Para lo que haya sido, es ilegal.

Héctor Yunes no vende piñas. Por ejemplo, un recibo por un millón 150 mil. Otro recibo por 390 mil pesos. Otro por 175 mil. Otro de 500 mil, donde empina a Tomás Montoya, Gustavo Arróniz y Samuel Aguirre. Y así otros más.

Como siempre que aparecen ese tipo de pruebas, los veracruzanos nos hacemos la pregunta: Si esos son los recibos que conocemos, ¿qué más se habrán robado y no sabemos? ¿Qué más le aparecerá a los Yunes? Los de Xpectro FM hablan de que son miles de recibos. ¿Cuánto le habrán pegado a la piñata del Presupuesto los Yunes en 30 años de vivir de la política?

Pero como les gusta darse golpes de pecho, todavía se enojan cuando la policía, cumpliendo con su deber, los cuestiona por moverse en Suburbans blindadas y sin placas en el Malecón de Coatzacoalcos. Como cártel, pues.

Ojo a lo más importante: los Yunes no han contestado nada de los recibos. Las firmas son suyas. ¿Qué pueden decir? Lo bueno es que el 2 de junio (otra vez) se van a ir a la goma.

El pueblo ya los conoce y revelaciones como esta sólo confirman por qué están en la lona. Digan lo que digan sus encuestas patito, los números verdaderos los ponen muy abajo y, con el tiempo encima, Claudia Sheinbaum y Rocío Nahle son inalcanzables para los perdidos Yunes.

Pd.- Mi pueblo, Hueyapan de Ocampo, tuvo invitada de lujo: la próxima gobernadora, Rocío Nahle. Fue una gran ocasión para ratificarle nuestro cariño y compromiso de que en nuestro pueblo también arrasará el 2 de junio.

*Diputado Local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.