#PUNTOYCOMA García Luna y la cloaca de los gobiernos prianistas


Banner-970-250

Por Yair Ademar Domínguez

El juicio que se le sigue en Estados Unidos a Genaro García Luna ha mostrado cómo el narcotráfico se infiltró en el gobierno de nuestro país, protegido por gobiernos del PRI y del PAN, desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto, pasando por el panista Felipe Calderón Hinojosa, quien disfrazó su lucha contra el crimen organizado en una encarnizada lucha en contra de los intereses a favor de uno de los grupos delincuenciales.

El proyecto transexenal que planteó Salinas para instaurar el neoliberalismo, con un grupo de tecnócratas que buscaron aterrizar los principios del economista norteamericano Milton Friedman, siguió el ejemplo del célebre grupo chileno denominado “Chicago Boys”, con egresados de la Universidad de Chicago, en donde fue maestro el ideólogo neoyorquino. Ese plan retorcido fue infiltrado por los grupos criminales de nuestro país y Genaro García Luna, como ha venido quedando en evidencia en Estados Unidos, fue pieza clave para los gobiernos del PRIAN.

¿Por qué ahora, críticos como han sido del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el PRI y el PAN no hablan del juicio que se le sigue en Estados Unidos al ingeniero mecánico, llamado “licenciado” por los narcotraficantes y detenido el 10 de diciembre de 2019 con acusaciones de conspiración y haber aceptado sobornos del Cártel de Sinaloa, entre otros delitos?

La respuesta es muy clara, porque Genaro García Luna estuvo al servicio de estos gobiernos y como enlace con los narcotraficantes a los que decía combatir. El personaje, que fue Secretario de Seguridad pública de nuestro país, del 1 de diciembre de 2006 al 30 de noviembre de 2012, fue empleado del narco, refiere, por ejemplo, el periodista Jesús Lemus, autor de “El licenciado, biografía no autorizada de García Luna”, que cuenta a detalle cómo se construyó la cloaca en donde nadaron los gobiernos de PRI y PAN.

“Este libro es la reseña de los 27 años de gobierno de García Luna, quien era un especie de vicepresidente de Felipe Calderón, pero tuvo mucha influencia desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari hasta el sexenio de Enrique Peña Nieto. Los episodios claves que no se han dicho de su carrera es cómo se coludió con el narco, el Cártel de Sinaloa y el de los Hermanos Beltrán Leyva fueron los que propusieron a García Luna para ser secretario de Seguridad Pública, hubo mucha gente cercana a Calderón que se opusieron a eso, pero Calderón cedió, esa fue la cúspide de la carrera de García Luna”, indica el autor.

Por eso el presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido tanto en este juicio y lo ha replicado en sus conferencias mañaneras, porque muestra la corrupción que se permitió en nuestra país. Monstruo de mil cabezas, la corrupción llegó a todos los niveles y por ello ha sido difícil arrancarla de raíz y desterrarla. Y no hay duda, como lo ha señalado, el futuro de nuestro país pasa por el destierro de este mal de una vez y para siempre.

“El que lo acusa habla de que recibía un millón de dólares diarios y vamos a informar también qué dicen sus abogados, ya se está hablando de sus cómplices de García Luna, de algunos que trabajaron con él pero es un drama judicial, como diría el escritor José Agustín, una tragicomedia, y no queremos que pase de noche, o que la gente no se entere”, dijo el mandatario mexicano en una mañanera.

No hay duda que este juicio seguirá y las revelaciones serán contundentes. El ex presidente Felipe Calderón Hinojosa calla, sigue sin asomar la cabeza. Sabe de las implicaciones de su gobierno en este terrible capítulo de la vida de nuestro país. La tragedia del narcotráfico, permitida y solapada por su gobierno, sigue dañando a nuestro país. Los mexicanos no debemos olvidar esta tragedia.

Comentarios: Facebook Yair Ademar Dominguez Twitter @YairAdemar