Reconoce Iglesia católica que su relación con el gobierno no es la mejor

Tras críticas del presidente Andrés Manuel López Obrador a la jerarquía católica por sus posturas ante la inseguridad y la reforma electoral, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) reconoce que la relación que tienen con el gobierno actual no es la mejor.

 

Ramón Castro, secretario general de la CEM, lamentó los señalamientos vertidos desde Palacio Nacional en contra de los representantes católicos que, aseguró, no sólo en este sexenio han alzado la voz ante problemas sociales e injusticias.

“¿Cómo está en este momento esa relación entre la Iglesia y el Estado en México?”, cuestionó Castro.

“Bueno, creo que no está en su mejor momento, no es la más fructífera, ni la más, vamos a decir, floreciente, de toda la historia”, reconoció, “pero tampoco es la peor”.

“Entonces, creo que es una relación que pudiera mejorarse mucho todavía”, expuso.

La CEM ha tomado un papel activo en temas en los que ha sugerido cambiar de rumbo en el Gobierno, como la estrategia para enfrentar la inseguridad en el País, de la que han sido víctimas sacerdotes, como fue el caso del asesinato de dos jesuitas en junio.

En esa ocasión AMLO acusó a los sacerdotes de no seguir el ejemplo del Papa Francisco por estar “apergollados a la oligarquía mexicana”.

La Iglesia actual, dijo Castro, está preocupada por la situación que se vive México, por lo que expone sus puntos de vista.

Lamentó que esto no haya sido tomado de la mejor manera en Presidencia, pero aseveró que su postura ha sido firme y respetuosa.

 

(Con información del diario REFORMA)