Reconoce la DEA que los cárteles de Jalisco y Sinaloa ya están en todo EU


Banner-970-250

El cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el cártel de Sinaloa (CDS) tienen presencia en las cincuenta entidades de Estados Unidos, aseguró la Agencia de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en su última Evaluación Nacional de la Amenaza de las Drogas 2024.

Entidades como California, Arizona, Texas y Florida, por citar algunas, tienen un mayor asentamiento de miembros de los cárteles mexicanos, se precisó en un mapa del territorio estadunidense de la DEA, mismo que detalla en distintos tonos de color azul dicha presencia, se señala en el reporte.

A decir de la DEA, los cárteles continúan con la venta deliberada de “fentanilo ilícito en forma de pastillas para imitar los medicamentos recetados de marca registrada; como resultado, muchos estadunidenses” compran y consumen “drogas ilegales que creen que son medicamentos recetados legítimos”.

La dependencia informó que el CDS “ha estado produciendo grandes cantidades de fentanilo desde al menos 2012, pero la facción de Los Chapitos es responsable de llevar la importancia del fentanilo al ‘resultado final’ del cártel”.

Sobre Los Chapitos, el informe indicó que “inicialmente establecieron una base de operaciones para fabricar fentanilo ilícito en las montañas cercanas a Culiacán. Ahora controlan la adquisición de precursores químicos, en gran parte de China, y dirigen la producción de la droga desde laboratorios escondidos en las montañas de Sinaloa y otros bastiones del cártel por todo México”.

Al igual que el de Sinaloa, la DEA menciona al de Jalisco, mismo que “se ha convertido en uno de los mayores productores y traficantes de fentanilo, tanto en polvo como en pastillas, hacia Estados Unidos”.

En este apartado, informó que, “aunque el cártel de Jalisco no puede igualar la capacidad de producción de fentanilo del de Sinaloa, ha inundado las calles estadunidenses con fentanilo, a menudo mezclado con heroína, cocaína y xilazina”.

La evaluación mencionó que el cártel de Jalisco “tiene sus propias conexiones con proveedores de precursores químicos en China para la producción de fentanilo y metanfetamina y ejerce control sobre varios puertos marítimos con el fin de importar los productos químicos”.

En el tema de la distribución de estupefacientes a suelo estadunidense, la DEA informó que “la venta de drogas se hace posible mediante aplicaciones de mensajería encriptadas y abiertas y redes sociales, utilizadas tanto por miembros de cárteles como por traficantes callejeros para anunciar, organizar entregas y recibir pagos rápidamente, todo en un solo dispositivo y con una exposición mínima”.

El documento indicó que ambos cárteles “han causado la peor crisis de drogas en la historia de Estados Unidos. Ellos dictan el flujo de casi todas las drogas ilícitas hacia Estados Unidos y su dominio sobre el comercio de drogas sintéticas en particular es evidente en el incesante tráfico de fentanilo y metanfetamina ilícitos que cruzan la frontera” hacia sus mercados. Más información en inglés en: https://tinyurl.com/4wjwthhe.

Con información del diario LA JORNADA