Reportan que gasto de empresas bajo control militar aumentó más de 1000%


Banner-970-250

La expansión de paraestatales bajo control de las secretarías de Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar) –dependencias que en esta administración han ido sumando la construcción de obras de infraestructura y la operación de aeropuertos y trenes a sus funciones– llevó a que de un año a otro el gasto público autorizado en las empresas público-militares haya aumentado en mil 43.1 por ciento, 998 por ciento real, revelan datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En suma, las seis empresas que hasta el primer trimestre del año pasado estaban bajo el ramo de las dependencias militares tuvieron un gasto aprobado de mil 347.7 millones de pesos. Un año después, el sector paraestatal-militar prácticamente se duplicó hasta alcanzar 11 entes que tuvieron erogaciones conjuntas por 15 mil 405.5 millones de pesos.

Los informes de Hacienda al primer trimestre reportan que en un año el sector paraestatal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) creció de un ente, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), a cuatro, también orientados a servicios turísticos. Y pasó de absorber 290.4 millones de pesos a 5 mil 895.7 millones de pesos.

A lo largo de 2023 se sumaron el Tren Maya –antes en Turismo–; la Aerolínea del Estado Mexicano, bajo la marca Mexicana, y el Grupo Aeroportuario, Ferroviario, de Servicios Auxiliares y Conexos, Olmeca-Maya-Mexica (GAFSACOMM), que se empezó a diseñar por la Sedena desde que ésta se encontraba construyendo el aeropuerto de Santa Lucía.

Actualmente el GAFSACOMM da servicios turísticos –museos, parques y hoteles–, sobre todo a lo largo de la ruta del Tren Maya; está construyendo una serie de terminales para abastecer de combustibles, sobre todo turbosina; y tiene la operación de 11 de aeropuertos, entre ellos los de Tulum y Chetumal.

En el AIFA, la única paraestatal bajo el ramo de la Sedena en la que hay datos comparables entre el año pasado y este, se registró un incremento real de 26.2 por ciento en el gasto aprobado, pese a que la compañía informó que alcanzó el punto de equilibrio apoyada por la mudanza de operaciones de carga a esa instalación.

A la par, el GAFSACOMM recibió 968.4 millones de pesos en el primer trimestre; el Tren Maya, sólo como empresa en operación, percibió 3 mil 446.6 millones de pesos; y Mexicana, mil 99.4 millones más.

En la Marina (Semar) hasta el año pasado ya se encontraban sectorizadas la Administración del Sistema Portuario Nacional Puerto Chiapas, la de Salina Cruz y la de Coatzacoalcos –cuyo ejercicio ya no se reportó en 2024–, así como el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec y el Fideicomiso Universidad Marítima y Portuaria de México, que en suma representaron un gasto de mil 347.7 millones de pesos.

La mayoría de estas paraestatales, salvo el Puerto de Coatzacoalcos, sumadas al Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, a la Administración del Sistema Portuario Nacional Dos Bocas y al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México reportaron un gasto conjunto de 9 mil 509.8 millones de pesos en el primer trimestre de 2024. Si bien el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México también está sectorizado en Semar, su gasto sigue reportándose como parte de las empresas bajo la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes.

Con información del diario LA JORNADA