Se deslinda Cuauhtémoc Cárdenas: “Con la 4T, ni ruptura ni continuidad”


Banner-970-250

En una amplia entrevista realizada por el articulista del diario LA JORNADA, Luis Hernández Navarro, al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas con motivo de su cumpleaños número 90 este miércoles 1 de mayo, el hijo del general Lázaro Cárdenas y tres veces candidato presidencial (1988, 1994 y 2000) responde, cauteloso, que con la 4T no hay continuidad ni ruptura.

Cárdenas Solórzano habla de su infancia, de su cariñoso padre, de su incursión en la política, de su rompimiento con el PRI, el surgimiento de la Corriente Democrática que sacudió al partido hegemónico y de su triunfo en 1997 en la Ciudad de México, cuyo gobierno mantiene desde entonces la izquierda, primero con el PRD y ahora con Morena.

–¿Hay continuidad o ruptura entre su proyecto y el del Presidente (López Obrador)?, le pregunta casi al final de la entrevista Hernández Navarro.

–No diría que continuidad ni ruptura. Son parte de una corriente que está buscando, principalmente, elevar condiciones de vida, abrir oportunidades para la gente. No hemos tenido –y lo diría en plural– la posibilidad de avanzar en materia de igualdad. Tenemos fuertes desigualdades sociales, económicas, pobreza. Si bien porcentualmente ha disminuido, en términos absolutos no ha bajado como hubiera sido deseable. Se han tenido distintas prioridades. Esas son las diferencias. No vendría al caso en este momento decir cuáles sí o cuáles no, porque estamos en tiempos electorales. Dejemos que esto camine.

 –¿Qué es hoy el cardenismo?, le cuestiona el articulista del diario capitalino.

–No creo que haya cardenismo. Coincido en esto, entre otras muchas cosas, con mi padre. La Revolución Mexicana es un gran movimiento político y social que se actualiza, que no es estático. No es lo mismo 1910 que 1938. El ideal revolucionario de igualdad, de democracia amplia, de romper todos los lazos de dependencia y poder ejercitar cabalmente la soberanía son principios que se mantienen. Dentro del movimiento hay corrientes que dan más énfasis a una cosa y otras que dan más espacio a otras.

–¿Qué sigue para el ingeniero Cárdenas?

–Seguir en lo mismo. Es un error pensar que las cosas sólo se pueden hacer desde un cargo público. Es limitarse las oportunidades. En algunos casos, hay cuestiones que toman más tiempo, pero hay que seguir insistiendo.