SENTIDO COMÚN

23 de abril de 2024 08:55
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

Gabriel García-Márquez

LOS INCENDIOS FORESTALES QUE AZOTAN AL PAÍS

Este lunes en la región sur de Veracruz las temperaturas oscilaron alrededor de los 40 grados, predominando los vientos del sur que hicieron que la sensación térmica fuera de alrededor de 45 grados, lo que se convierte en un grave riesgo que podría provocar la proliferación de incendios forestales en las distintas regiones de la entidad.

Según informes de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) al 31 de marzo se tenían registrados tres incendios forestales, de los cuales uno ya se encuentra controlado y dos todavía se encuentran activos afectando una superficie preliminar de mil seiscientas setenta y siete hectáreas, especialmente en la región del Cofre de Perote, que es uno de los pulmones del estado y una zona forestal que protege a la región. En este sitio la conflagración ya se encuentra controlada, pero no así en Maltrata y en Soledad Atzompa donde todavía no se controlan al cien por ciento. En la región de Maltrata se reporta la afectación de mil 600 hectáreas y 75 hectáreas en Soledad Atzompa.

Para el control de estos incendios en Veracruz, se han desplegado alrededor de 462 combatientes de los distintos órdenes de gobierno: Conafor, Sedena, Guardia Nacional, Conagua, Protección Civil y Sedema.

Sin embargo, aun cuando se habla de que los incendios ya se están controlando, los pobladores han reportado que en el Cerro de Necoxtla en Mendoza, se reactivó un incendio forestal, por lo que piden a Protección Civil su intervención para que la situación no se agrave, toda vez que se requiere personal complementario de apoyo, porque los brigadistas que tienen 10 días trabajando en el control de los incendios, ya se encuentran muy cansados y requieren que se les mande apoyo para que la situación no se agrave. En las zonas de las Altas Montañas se han afectado los municipios de Huiloapan, Ciudad Mendoza, Maltrata, Nogales, Acultzingo, Rafael Delgado y Soledad Atzompa.

INCENDIOS EN EL PAÍS

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha informado que hay en el país 84 incendios activos, para lo cual se está trabajando arduamente con 8 helicópteros y brigadas de la Semar, la Comisión Forestal y Sedena. Detalló el presidente que son 12 mil 597 hectáreas afectadas en 19 estados de la República, pero que estos incendios no representan ningún riesgo para la población.

En el reporte que ha ofrecido el presidente de la República aparece Veracruz con 2 incendios activos, Estado de México con 11, Guerrero con 10, Chiapas con 9, Jalisco con 8, Michoacán con 7, Puebla con 7, Oaxaca con 6, Chihuahua con 5, Hidalgo con 4, Colima con 3, Durango con 3, Querétaro con 2, Quintana Roo con 2 y con un incendio cada uno: Morelos, Nayarit, Nuevo León, Tamaulipas y Tlaxcala.

Para controlar estos incendios forestales se han desplegado 3,845 combatientes de las distintas dependencias: 723 de Conafor, 1,045 de Sedena, 338 de la Guardia Nacional, 666 del Gobierno del Estado y 1,073 de distintas dependencias.

LAS CAUSAS DE LOS INCENDIOS

Aun cuando el presidente de la República atribuye los incendios a la sequía y a las altas temperaturas propias de la época del año, existe el temor de que estos incendios hayan sido provocados, principalmente por bandas delincuenciales como son los huachicoleros, quienes pretenden distraer a las corporaciones de seguridad para operar a sus anchas llevando a cabo sus actividades ilícitas sin ser molestados.

El gobierno federal advierte que las críticas a estos incendios provienen de los adversarios políticos del régimen, que culpan al gobierno de estos hechos que no son provocados, sino que son producto de la sequía y las altas temperaturas.

Aun cuando se considera que algunos ecosistemas se han adaptado y el fuego es esencial para la naturaleza, porque hace la labor de reducir la maleza, de controlar enfermedades y hacer labores de saneamiento, hay que considerar que el fuego también significa destrucción y muerte. Sobre todo, en las regiones donde la deforestación ha dejado a su paso devastación y erosión, como es el caso de la zona de los Tuxtlas donde los tala montes han hecho de las suyas acabando con los bosques y las selvas.

INCENDIOS DISPERSOS

Sin embargo, en los informes oficiales no se habla de los incendios forestales dispersos en distintas regiones que han afectado de manera importante explotaciones forestales y siembras de caña, donde se han registrado cuantiosas pérdidas que han afectado la economía de cañeros y productores del campo, especialmente en la región de Tres Valles y la cuenca del Papaloapan.

En efecto las malas prácticas en el campo como las quemas y la falta de guardarrayas son causa de estos incendios, pero también la falta de información y capacitación en el campo y de equipo de control del incendios han propiciado que estas conflagraciones vayan en aumento.

Y aun cuando ninguno de los incendios forestales activos representa un riesgo para la población, si lo son para los bosques, las siembras agrícolas, los animales e incluso para los conductores que circulan por las carreteras donde el fuego se cruza sin control.

De manera que las grandes amenazas que pueden hacer que el campo arda son las suradas, la falta de lluvias, el intenso calor y el viento seco.

Mientras tanto, en las zonas urbanas hay que tomar precauciones y no realizar quemas en los terrenos baldíos, ni quemar basura o dejar brasas encendidas en ninguna parte, porque esto podría ser fatal.