Suman ya 26 los heridos por la trifulca en estadio de Querétaro; tres permanecen graves


Banner-970-250

El gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, informó que se elevó a 26 el número de personas heridas durante la trifulca registrada el sábado en el Estadio Corregidora, durante el partido entre el equipo local Gallos Blancos y el Atlas, de Guadalajara, de las cuáles tres ya fueron dadas de alta, tres siguen graves, otras diez personas están delicadas y los otros diez sin gravedad.

Detalló que de la totalidad de heridos, 24 son hombres y dos mujeres.

En conferencia de prensa convocada este domingo, el mandatario panista indicó que dio instrucciones precisas para determinar las responsabilidades públicas y privadas del caso, por acción u omisión: directiva, equipo, funcionarios públicos y de los agresores.

“Castigaremos lo que se tenga castigar. Corregiremos lo que se tenga que corregir y sancionaremos a quien se tenga que sancionar”, afirmó.

Destacó que la Fiscalía General del Estado abrió la carpeta de investigación correspondiente por diversos delitos, incluido el homicidio en grado de tentativa.

Prometió que se utilizará toda la tecnología para dar con las personas responsables de estos hechos. “Y nos vamos a asegurar que no vuelvan a poner un pie en el estadio”, remarcó, al tiempo que advirtió que los hechos no quedarán impunes.

Kuri expuso que dio instrucciones para que su gobierno apoye a los lesionados y a sus familias; además, mencionó que se informará sobre el estado de salud de éstos, así como de los resultados de los análisis toxicológicos que se les practiquen a los involucrados.

Dijo que se comunicó con el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, para darle la información del caso; 16 de las personas heridas son originarias de Jalisco.

Adelantó que este domingo recibiría un informe de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Coordinación de Protección Civil del estado sobre las omisiones en las que pudo haber incurrido la autoridad.

Señaló que también citó este día a Mikel Arriola, presidente ejecutivo de la Federación Mexicana de Fútbol, así como al presidente los Gallos Blancos de Querétaro, Gabriel Solares, ya que la seguridad del estadio es responsabilidad de los privados.

 

“Pese a ello reconozco que es evidente que la fuerza pública fue insuficiente y no actuó con la prontitud que se ameritaba. Estamos haciendo la investigación correspondiente”, puntualizó Kuri.

La secretaria de Salud del estado, María Pérez, mencionó que los tres pacientes graves permanecen estables. Comentó que uno de ellos, que fue intubado la noche del sábado, pero ya fue extubado y sigue en observación.

Explicó que se identificó a tres personas que aparecen en los videos de los hechos, que se corresponden con los pacientes que se encuentran en los hospitales y reiteró que no hubo muertos por los incidentes, pese a lo impactante de las imágenes.

Además, señaló que el gobierno hizo un rastreo en hospitales privados y no encontró a ningún herido adicional.

Hasta el momento no hay detenidos por la trifulca, confirmó el gobierno de Querétaro.

El secretario de Seguridad Pública señaló que la empresa de seguridad a cargo del estadio no dispuso de los elementos necesarios para resguardar la seguridad del partido.

Por su parte, la secretaria de Gobierno de Querétaro, Guadalupe Murguía, rechazó especular sobre la posibilidad de que integrantes del crimen organizado estuvieran involucrados en estos hechos violentos.