Trabajamos incansablemente para proporcionar alimentos, equipo y asistencia a quienes luchan contra las llamas:  monseñor Eduardo Cervantes Merino

23 de abril de 2024 23:57
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

En estos momentos difíciles cuando nuestra comunidad se ve asolada por los devastadores incendios forestales que han causado estragos en varias localidades de la región del Valle de Orizaba, la Diócesis ha estado trabajando incansablemente para proporcionar alimentos, equipo y asistencia a las valientes personas que luchan contra las llamas y protegen nuestra casa común, así lo considera en un comunicado monseñor Eduardo Cervantes Merino, obispo de esta demarcación eclesial.

En la pieza informativa, signada también por el presbítero Román Elías Oficial Gil, Coordinador Cáritas de Orizaba A.C., se indica que estos devastadores incendios forestales han causado estragos en varias localidades, pertenecientes a las parroquias de San Isidro Labrador El Encinar, El Sagrado Corazón de Jesús Loma grande, San Juan Bautista Nogales, La Inmaculada Concepción de Huiloapan, y otras parroquias que se verán afectadas porque el fuego se sigue extendiendo, frente a esta crisis, Cáritas de Orizaba A.C. ha estado activamente involucrada en labores de socorro y auxilio, coordinando esfuerzos para brindar apoyo a quienes más lo necesitan.

“Con profundo pesar y solidaridad, nos dirigimos a ustedes en estos momentos de emergencia que afectan a nuestra amada región del Valle de Orizaba. Como hijos de Dios, es nuestro deber y compromiso responder con amor y acción ante las adversidades que enfrentan nuestros hermanos en tiempos de necesidad”, indica el prelado católico.

“Nuestro equipo, con la guía divina y el apoyo de generosos donantes, ha estado trabajando incansablemente para proporcionar alimentos, equipo y asistencia a las valientes personas que luchan contra las llamas y protegen nuestra casa común. A través de nuestras conexiones con las comunidades locales, parroquias, organizaciones de la sociedad civil y unidades de emergencia, hemos mantenido una comunicación constante para garantizar una respuesta efectiva y coordinada”, exponen.

“En estos momentos difíciles, recordemos las palabras de nuestro Señor Jesucristo, quien nos llama a amarnos los unos a los otros y a ser instrumentos de su paz y misericordia. Es en la unidad y solidaridad que encontraremos la fuerza para superar esta prueba y reconstruir lo que ha sido dañado, Cáritas de Orizaba A.C. se ha hecho cercano apoyando en esta necesidad”.

“En nombre de Cáritas de Orizaba A.C., y Pastoral Social de nuestra Diócesis de Orizaba, extendemos nuestro profundo agradecimiento a todos aquellos que han brindado su ayuda y apoyo en esta hora de necesidad, tengan la confianza que lo donado se está haciendo llegar a los lugares que lo necesitan a través de las parroquias, estas donaciones se seguirán colectando en “Casa de la Misericordia” y se seguirán distribuyendo a quienes más lo necesitan. Que nuestras oraciones y acciones reflejen el amor y la compasión de Cristo hacia todos aquellos que sufren”.

“Que la paz y la gracia de Dios estén con cada uno de ustedes mientras trabajamos juntos para enfrentar y superar esta emergencia”, concluye monseñor Eduardo Cervantes Merino y el padre Román Elías Oficial Gil.