Veto de Estados Unidos impide ingreso de Palestina a la ONU


Banner-970-250

El jueves pasado, Estados Unidos tomó una decisión polémica al vetar una resolución respaldada por numerosos países en la ONU. Esta medida habría allanado el camino para que Palestina se uniera completamente a las Naciones Unidas como un Estado independiente.

Aunque la votación en el Consejo de Seguridad resultó en una mayoría abrumadora a favor de la resolución, con 12 países votando a favor, Estados Unidos se mantuvo firme en su oposición. Además, dos países, Reino Unido y Suiza, optaron por abstenerse, lo que añadió aún más controversia al resultado.

El fuerte apoyo que recibieron los palestinos refleja no sólo el creciente número de países que reconocen su condición de Estado, sino casi con toda seguridad el apoyo mundial a los palestinos, que enfrentan una crisis humanitaria provocada por la guerra en Gaza.

La resolución habría recomendado que la Asamblea General de 193 miembros, donde no hay vetos, aprobara que Palestina se convierta en el 194to miembro de la ONU. Unos 140 países ya han sido reconocidos al Estado de Palestina, por lo que su admisión habría sido aprobada, probablemente por un número mucho mayor de países.

El embajador adjunto de Estados Unidos, Robert Wood, dijo al Consejo de Seguridad que el veto “no refleja una oposición a la creación de un Estado palestino, sino que es un reconocimiento de que sólo se conseguirá mediante negociaciones directas entre las partes”.

Con la voz entrecortada, el embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansour, dijo al Consejo de Seguridad tras la votación: “El hecho de que esta resolución no haya sido aprobada no quebrantará nuestra voluntad ni vencerá nuestra determinación”.

“No vamos a cejar en nuestro empeño”, afirmó. “El Estado de Palestina es inevitable. Es real. Quizás ellos lo vean lejano, pero nosotros lo vemos cerca”.

El presidente palestino Mahmud Abás presentó en 2011 por primera vez la solicitud de la Autoridad Palestina para convertirse en miembro de la ONU ante el entonces secretario general Ban Ki-moon.

Ese primer intento fracasó porque los palestinos no consiguieron el apoyo mínimo requerido de nueve de los 15 miembros del Consejo de Seguridad.

Posteriormente, los palestinos acudieron a la Asamblea General y por una mayoría de más de dos terceras partes lograron que elevaran su estatus de observador de la ONU a Estado observador no miembro de la organización en noviembre de 2012.

Eso abrió la puerta para que los territorios palestinos se incorporen a la ONU y otras organizaciones internacionales, incluida la Corte Internacional de Justicia.

Los palestinos revivieron su petición para incorporarse a la ONU a principios de abril, respaldados por los 140 países que han reconocido a Palestina como un Estado independiente.

Con información de AP.